Un método bioinformático predice la fatiga crónica en pacientes con cáncer de próstata

Matemáticos y también ingenieros de la Universidad de Oviedo desarrollan un operación basado en el estudio del genoma del enfermo que supone un avance cerca de la medicina personalizada

¿De qué forma pueden las matemáticas asistir a combatir el cáncer o bien a solventar enfermedades extrañas? Estudiosos de la Universidad de Oviedo han desarrollado un procedimiento bioinformático que deja pronosticar el punto de trabajo crónica en enfermos con cáncer de próstata sometidos a radioterapia. El equipo dirigido por el maestro Juan Luis Fernández Martínez ha definido un operación para predecir la complejidad crónica en pacientes con cáncer de próstata examinando sus datos de expresión génica. El trabajo, desarrollado en cooperación con los doctores Leorey N. Saligan del National Institute of Health en Washington, y Stephen T. Sonis, del Brigham and Women’s Centro de salud de la ciudad de Boston y del Dana-Farber Cancer Institute de la Universidad de Harvard, termina de ser publicado en la gaceta Cancer Informatics.

El rama de Problemas Inversos, Optimización y Capacitación Espontáneo trabaja en el diseño de algoritmos y busca de soluciones que dejen adoptar tratamientos adaptados y disminuir al mínimo las posibles toxicidades derivadas de exactamente los mismos. Estos métodos dan sistemas de ayuda a la toma de resoluciones médicas y también procuran delimitar la inseguridad sobre el problema de salud a tratar.

“La medicina personalizada es la saco del futuro y para esto precisamos herramientas de predicción fiables basadas en el genoma de cada paciente, como en otro género de datos médicos de empleo hospitalario. Nuestra obsesión es procurar resolver”, explica Juan Luis Fernández Martínez.

Este nuevo procedimiento sirve para disminuir al mínimo el síndrome de sofocación crónica en enfermos con cáncer de próstata a través de el disección con firmas genéticas a pequeña escalera, en torno a de treinta genes, otrora de expedir el tratamiento de radioterapia, para osar o bien no su conveniencia. Conocer por adelantado qué porción de molestia crónica podría sufrir el paciente abre a los médicos opciones para poder personalizar en longevo medida los tratamientos y prosperar la calidad de vida de los enfermos. El síndrome de asma crónica afecta de guisa progresiva a los sistemas inmunitario, neurológico, cardiovascular y endocrino.

El trabajo abre la puerta al estudio de las bases genéticas implicadas en la sofocación crónica, a su conexión con diferentes géneros de cáncer y con ciertas enfermedades neurológicas, como al establecimiento de futuras dianas terapéuticas.

La cooperación multidisciplinar entre ingenieros, matemáticos, informáticos, bioquímicos, biólogos y doctores en medicina es la saco para avanzar hacia los tratamientos adaptados. Hoy día el familia de Inconvenientes Inversos de la Universidad de Oviedo aún coopera en otros proyectos biomédicos, como el estudio de la leucemia linfática crónica, el linfoma de Hodgkin, el síndrome nefrótico, el cáncer de páncreas, el cáncer de pulmón, los cánceres gástricos y de colon, o bien los cánceres de mama triplemente negativos. Últimamente este agrupación de investigación ha regalado un esencial paso para el establecimiento de colaboraciones en la busca de tratamientos de enfermedades extrañas.