Lo que pasaría si la gravedad dejara de funcionar

Es bastante difícil imaginarse la vida en la Tierra sin la pesantez por el medio. ¿Cuáles serían los existencias que desencadenaría la marcha de esta fuerza esencial? La trascendencia es una de las 4 fuerzas esenciales que rigen el cosmos y que nos sostiene a todos atraídos a tierra firme. Salvo que se tengan los poderes de Superman, absolutamente nadie se caería de revés al suelo en el momento de saltar. Un aberración interesante que invita a meditar que pasaría si de pronto dejase de existir la seriedad. Poco que conforme los científicos es inaccesible pues es esencia para el funcionamiento del cosmos, mas independiente de eso no nos prohíbe distanciarse un tanto sobre eso.

Un acercamiento a esta hipótesis es lo que explicó el médico y cosmonauta de la NASA, Jay Buckey, en un vídeo educativo de TED. En él charló sobre de qué forma la marcha de formalidad afecta al cuerpo humano. Como estamos amoldados a un condición gravitacional, cambiaríamos si pasásemos un tiempo notable en condiciones diferentes como lo sería en una periodo espacial. Es una existencia que los astronautaspierden masa ósea y fuerza muscular, de la misma manera que su sentido del consistencia. De forma adicional, explica que el número de glóbulos colorados desciende, las heridas retardan en curarse, el sistema inmunológico se desgasta y se afecta la calidad del sueño.

Esto pasaría en una recepción corta al espacio, mas ¿qué ocurriría si el humano creciese sin la presencia de la alcance? Se piensa que el cuerpo se desarrollaría diferente. Un caso que sirve como razonamiento es el tentativa de 2 neurocientíficos, David Hubel y Torten Wiesel, en el que criaron a un micifuz con un solo ojo tapado. Al mismo tiempo de retirar el parche, el minino quedó con ese ojo ciego. La razón de la ceguera fue que el circuito de la visión no se desarrolló en el cerebro para dicha parte. Poco que prueba la adecuación a las circunstancias del ambiente. Por otro costado, brotarán otras consecuencias que afectarán externamente al humano.

Conforme a la astrónoma Karen Masters, recomendable a que la Tierra paSeo, el instante en que se acabe la riesgo, todo cuanto está unido a ella va a volar hacia el espacio. En verdad, los océanos, ríos y lagos serían uno de los primeros en desprenderse del planeta. Tal y como si fuera poco, la fallo de pesadez generaría que la Tierra se rompiese a pedazos y flotase en el vano del espacio. Poco similar ocurriría con el Sol provocando una acceso enorme, mismo destino que tendrían las estrellas, cuyos existencias se tardarían en entrar al planeta por los abriles luz de diferencia. En suma, no existirían las acumulaciones de materia como las estrellas y planetas, sino quedaría mínimo más que una sopa de átomos y moléculas desperdigadas por el Cosmos.

Un trágico resultado que terminaría con cualquier forma de vida existente en el cosmos. Si bien afirmen que es inalcanzable un acontencimiento de semejantes magnitudes, el hecho de pensarlo ya resulta angustiante y nos deja apropiadamente en claro lo frágiles que somos en el pequeño punto azur donde vivimos.